"Cars" superó en taquilla a "Wonder Woman"

Se calcula que recaudará 53,5 millones de dólares en Norteamérica el fin de semana de su estreno.

Cars 3 fue la película de mayores ventas en su estreno en Norteamérica, informó el Hollywood Reporter.

Se calcula que recaudará 53,5 millones de dólares en 4.256 cines. Desplazó a la película que venía encabezando la taquilla, Wonder Woman, que va a tener alrededor de 40,8 millones de dólares en ventas.

 

Al largometraje de animación habrá que añadirle 21,3 millones de dólares de sus primeros estrenos en otros territorios, para un total global de 74,8 millones.

 

Es el décimo sexto film del estudio Pixar que llega al primer lugar de taquilla el fin de semana del estreno en Estados Unidos. Quedó, sin embargo, detrás de los 66,1 millones de dólares de Cars 2.

Wonder Woman ha recaudado 274,6 millones de dólares en el mercado norteamericano y 571,8 millones en todo el mundo. Se espera que pronto supere a Mamma Mia!, que hasta ahora es la película más taquillera de la historia dirigida por una mujer, con 609,8 millones de dólares.

 

 

La gran sorpresa del fin de semana fue el resultado en ventas de All Eyez on Me, biopic Tupac Shakur. Le calculan 27,1 millones de dólares de recaudación, por lo que terminó en tercer lugar.

 

El Universo

 

Residente recordó a Ayotzinapa en concierto

El artista hizo subir al escenario y les dio la palabra a familiares de los desaparecidos en la localidad mexicana.

 

México.- Residente armó el sábado una auténtica fiesta en el concierto con el que abrió su gira en el Auditorio Nacional de Ciudad de México y en el que cedió un espacio a los familiares de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa.

René Pérez, nombre real del cantante, entrelazó temas de su disco Residente, con éxitos de su etapa anterior como líder de la banda Calle 13, reseñó Efe.

 

Fue cerca del final de su presentación, y antes de interpretar el tema "Latinoamérica", cuando Pérez cedió el micrófono a tres mujeres familiares de las víctimas, quienes dijeron que México vive una etapa violenta en la que "hay miles de desaparecidos" y feminicidos.

 

Las mujeres exigieron justicia al Estado mexicano al que culparon de la desaparición de sus hijos y recordaron que ya se han cumplido 32 meses sin saber su paradero.

 

El concierto comenzó con el primer sencillo del disco "Somos anormales", seguido de "El baile de los pobres" y "El aguante".

 

La presentación fue una muestra de rock latino mezclado con rap que Pérez remata con sus letras, de alto contenido social y político, la cuales fueron cantadas y bailadas por los 10.000 seguidores que llenaron el inmueble de avenida Reforma.

 

En total fueron 21 temas, entre los que se destacaron también "Pa'l Norte", dedicado a los migrantes, y "Calma pueblo", "Fiesta de locos", "Muerte en Hawai", "Vuelta al mundo", "Nadie como tú" y "Vamos a portarnos mal", con la que cerró.

 

De su nuevo disco presentó "Dagombas de Tamale", "Desencuentro", "Guerra", Apocalíptico", "La sombra" y "Milo" dedicada a su hijo.

 

La elección de canciones resultó en una combinación equilibrada y potente que dejó satisfechos tanto al cantante como a su público.

 

En el concierto Residente recordó que el disco y varias de sus letras fueron creadas durante un viaje por países de los cuatro continentes.

 

Explicó que esa diversidad la trató de mostrar al integrar una "banda multicultural", con músicos de Alemania, Marruecos, Malí, Estados Unidos y Argentina, además de Puerto Rico.

 

La gira de Residente tendrá hoy un segundo concierto en México, en la ciudad de Monterrey, y seguirá por Europa, Estados Unidos, Latinoamérica, hasta cerrar Puerto Rico, en diciembre.

 

El Universal

Kimberly Dos Ramos: "Quiero personajes que me ericen la piel"

 

Kimberly Dos Ramos prefirió se la mala de una novela de Televisa, antes que interpretar un papel protagónico que no le satisfacía como actriz.

Kimberly Dos Ramos está convencida de que obtener el papel protagónico no garantiza el éxito en una telenovela. Antes de meterse en la piel de un personaje, la actriz venezolana estudia sus dimensiones y, sin cuestionar el grado de importancia que éste tenga, decide concretar su participación en un dramático.

Con esa misma disposición llegó a Telemundo, donde ocupó un lugar en producciones como El rostro de la venganza (2012), Marido en alquiler, (2013), Tierra de reyes (2014) y Quién es quién (2015).

 

Ni una propuesta que recibió por parte de Televisa cambió su percepción. Kimberly Dos Ramos incursionaría en el competitivo mercado mexicano como la protagonista de Vino el amor (2016), uno de los proyectos más ambiciosos de la cadena mexicana, grabado en Los Ángeles. Sería la pareja del actor Gabriel Soto. Pero, fiel a sus principios, la rubia, que suma ocho años radicada fuera de Venezuela, decidió quedarse con el rol antagónico de la historia.

 

“Cambié el papel protagónico por el de la villana. Mucha gente cuestionó mi decisión, pero yo no busco un protagónico, busco un papel que me llene como actriz, un personaje que al leerlo se me erice la piel y me haga decir: ‘Sí, esto quiero hacerlo’”, asegura vía telefónica desde México.

 

Cuenta Dos Ramos que, personificando a Graciela, podía abordar los conflictos que supone la bipolaridad y sus consecuencias. Además, iba a encarnar a una mujer falsa y manipuladora.

 

“Desde hace mucho tiempo tenía ganas de hacer un personaje así. Pienso que a veces la mala se divierte más que la protagonista, que suele ser la sufrida de la historia”, expresa la chica de 24 años, que también formó parte del elenco de la serie de Nickelodeon Grachi.

 

“Hace poco me ofrecieron otro protagónico en un gran proyecto”, prosigue. “Era un papel muy importante, pero no me llenaba. Leí el guion y no me causó nada. Necesito trabajar en algo que me sorprenda, y en esa búsqueda ando, sin necesidad de ser la protagonista. Quiero un personaje que me llene como actriz”, explica la intérprete, que recientemente finalizó las grabaciones de Vino el amor y ya se encuentra preparando otro proyecto.

 

–¿Es cierto que tiene intenciones de incursionar en Hollywood?

 

–Estoy apuntado a ello. En estos meses he estado dedicada a proyectos que ya están en puertas. Estoy hablando de que no tardarán más de dos años en salir. Tuve la oportunidad de ser invitada a los SAG Awards y vivir la experiencia de toparme con tanta gente talentosa, de trayectoria inigualable, gente que he visto en series y películas y con la que nunca pensé cruzarme tan pronto. Eso me hizo concluir que es aquí donde quiero estar.

 

–A algunos de sus colegas les ha tocado hacer otros oficios ajenos a la actuación. ¿A qué atribuye el vertiginoso éxito que ha tenido su carrera en Estados Unidos?

 

–Sin dudad alguna a la constancia, la humildad, el respeto y al tener siempre los pies puestos sobre la tierra. Esto último es algo que a muchos les falta. Yo venía con una carrera en Venezuela, pero cuando decidí irme a Estados Unidos, estaba dispuesta a empezar de cero, a aprender y adaptarme porque no era mi país, no era mi cultura, no era mi gente.

 

Y agrega: “Recurrí al desapego a lo material, a la familia, a los sentimientos para poder triunfar y lograr los sueños que tenía, tengo y quiero seguir teniendo. No ha sido fácil, pues he sacrificado mucho, pero en este punto de mi carrera y de mi vida puedo decir que ha valido la pena. He escuchado de gente que ha tenido que dejar a un lado su carrera para trabajar en otras cosas. A esas personas les digo que intenten hasta que Dios los ponga en el camino correcto para trabajar nuevamente en lo que deseen.

 

–¿Qué opina de las personas que critican a los artistas que se manifiestan sobre el país en el exterior?

 

–Es muy triste lo que está pasando en Venezuela. A los que estamos afuera nos duele y nos pega más porque no estamos allá para defender al país. Pero lo hacemos de otra manera, a través de las redes sociales y ayudando con donaciones. Me parece muy triste que critiquen a quienes estamos luchando para cumplir nuestros sueños y ganarnos el pan de cada día. A ninguno de nosotros nos regalan el dinero. Yo trabajo 12 y hasta 18 horas, de lunes a sábado. El hecho de que estemos afuera no quiere decir que nos demos la gran vida. Trabajamos igual que todo el mundo para vivir. Sólo puedo decir que rezo para que mi país llegue a ser mejor de lo que era.