Las fuerzas iraquíes entran en el aeropuerto de Mosul

 

"Hemos entrado en el aeropuerto y las unidades de ingenieros están despejando las carreteras", dijo a la AFP en el interior del aeropuerto Hisham Abdul Kadhem, comandante del Regimiento de Intervención Rápida del Ministerio del Interior.

El asalto se produjo en el quinto día de la ofensiva para recuperar la totalidad de Mosul, segunda ciudad del país y último gran bastión del grupo extremista sunita en Irak.

 

La parte oriental de la ciudad fue "liberada" a finales de enero y reconquistada al EI tres meses después de la gran ofensiva militar lanzada el 17 de octubre para retomar completamente Mosul.

 

Los combatientes iraquíes parecían sonrientes y confiados cuando salieron a montados en camionetas de Al Buseif, localidad desde la que se domina el aeropuerto.

A lo lejos se vislumbran también los primeros edificios del sur de Mosul.

La coalición internacional liderada por Estados Unidos desempeña un papel central de apoyo a las fuerzas iraquíes con bombardeos aéreos y asesores en el terreno.

 

Este jueves, unos vehículos blindados estadounidenses se dirigieron hacia el aeropuerto junto a las fuerzas iraquíes.

El coronel John Dorrian, portavoz de la coalición, indicó el miércoles que soldados estadounidenses "habían sido atacados a tiros en varias ocasiones". "Replicaron varias veces, en Mosul y en sus alrededores", dijo, sin precisar si hubo heridos.

Las fuerzas iraquíes controlan las partes sur y oeste del aeropuerto, indicó el comandante Kadhem, y añadió que los artificieros habían empezado a desactivar los artefactos explosivos dejados por los yihadistas.

Se ignora el número exacto de yihadistas presentes en el aeropuerto, pero según las imágenes grabadas vía satélite, al parecer dañaron la pista.

Según varios responsables estadounidenses, unos 2.000 combatientes siguen atrincherados en el oeste de Mosul. Su número estaba estimado en entre 5.000 y 7.000 hombres antes del inicio de la ofensiva contra la ciudad el 17 de octubre.

Desde el domingo, las fuerzas iraquíes habían reconquistado un importante puesto de control en la autopista que une Bagdad y Mosul por el sur, así como Al Buseif.

- Inquietud por los niños -

La batalla por el oeste de Mosul se anuncia muy dura, por lo que la ONU y las ONG han mostrado su inquietud por las 750.000 personas que habitan en esa zona de la ciudad, de los cuales cerca de la mitad son niños. Sus condiciones de vida son cada vez más precarias en esa zona aislada del exterior y a la que no llegan aprovisionamientos.

El miércoles por la noche, un avión del ejército lanzó miles de cartas escritas por los habitantes del este de Mosul destinadas a los civiles bloqueados en la ribera oeste del Tigris, el gran río que divide la ciudad.

"Sean pacientes y ayúdense unos a otros (...). El fin de la injusticia está cerca" se puede leer en una de ellas, firmada por "Gente del lado este". "Permanezcan en sus casas, y cooperen con las fuerzas de seguridad. Son sus hermanos, han venido para liberarlos", se aconseja en otra carta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Según fuentes médicas y habitantes de la ciudad, los más débiles empiezan a morir de desnutrición y por la falta de medicamentos.

Odebrecht financió la campaña electoral de Humala con tres millones de dólares

La constructora brasileña Odebrecht financió con tres millones de dólares la campaña electoral del expresidente peruano Ollanta Humala en las presidenciales de 2011 que ganó, según la confesión que hizo en enero el exdirector de esa empresa en Perú Jorge Barata, a fiscales peruanos y que se publicó hoy en la prensa.

Las donaciones se hicieron a petición del Partido de los Trabajadores de Brasil, del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula Da Silva, y algunas fueron entregadas personalmente a la esposa de Humala, Nadine Heredia, según las declaraciones de Barata difundidas por el diario El Comercio y el semanario Caretas.

Lo que se podría comprar en Venezuela con lo que El Aissami le habría pagado al NY Times

(CNN Español) - No se sabe con exactitud cuánto pagó el gobierno venezolano por el aviso que publicó este miércoles el New York Times —una carta de Tareck El Aissami para defenderse de las acusaciones del Departamento del Tesoro—, pero según las tarifas de publicidad del diario consultadas por CNN, la publicación de una página podría costar unos 175.204 dólares.

Ernesto Londoño, miembro de la junta editorial del NY Timesdijo a CNN en Español que es preciso preguntarle al gobierno de Nicolás Maduro "si se justifica la inversión en pauta publicitaria en un momento de carencia en Venezuela".

Debido a la complicada tasa de cambio en Venezuela, la cifra sola no dice mucho para entender el valor de lo que se pagó. Este 22 de febrero, fecha de la publicación de la carta, un dólar equivalía a 4.325 bolívares en la tasa no oficial, la que usan los venezolanos para sus transacciones, de acuerdo con la página DolarToday.com, que monitorea esa tasa. Entonces, ¿qué se podría comprar en Venezuela con 175.000 dólares?

El salario mínimo integral en Venezuela que entrará en vigor el 1 de marzo será de de 148.638 bolívares (salario más bono de alimentación), según el reciente aumento  anunciado por el Gobierno el 19 de febrero. Es decir, el salario mínimo integral es de unos 34 dólares aproximadamente. Eso quiere decir que con los cerca de 175.000 dólares que el Gobierno le pagó al New York Times habrían podido pagarle el salario integral de un mes a 5.147 venezolanos.

La Canasta Alimentaria Familiar tuvo un costo de 621.106,98 bolívares en enero de 2017, según el Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cendas). Esto es, unos 143 dólares. Lo que significa que con el valor de la pauta se habría podido pagar la canasta familiar de 1.225 familias.

No se trata de un dato menor, pues según la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida 2016, liderada por tres de las principales universidades del país, 9,6 millones de venezolanos comen dos o menos veces al día, una realidad vinculada con la escasez de alimentos.

Si se entra a comparar bienes de mayor cuantía auto más barato en Venezuela, un Ford Fiesta Titanium, cuesta 14.437 dólares, según reportó el diario El Nacional en diciembre de 2016. De nuevo, para ponerlo en perspectiva, con los 175.000 dólares del aviso se comprarían 12 de esos vehículos nuevos.

El valor del bolívar se ha precipitado tan drásticamente que los venezolanos están tratando de cambiar su moneda por dólares, que se considera como una moneda más valiosa y estable. Esto ha llevado a una escasez de dólares, incrementando también el valor del dólar frente al bolívar.

Este es otro síntoma de la extrema crisis económica, política y humanitaria en el país suramericano. El alto precio o la escasez de alimentos, productos básicos y medicina ha plagado a los venezolanos por años, pero empeoraron en 2016. De acuerdo al Fondo Monetario Internacional, se espera que la inflación en Venezuela sea de 1.660% en 2017. El país ha estado en recesión durante tres años.

Venezuela lideró el Índice de Miseria (Misery Index) del 2016 y por tercer año consecutivo se ubica en el primer lugar de la clasificación de los países con las situaciones económicas más difíciles en el mundo.

El índice, elaborado cada año por el profesor Steve H. Hanke de la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos y publicado por el Instituto Cato, surge de la suma de tres variables económicas: la tasa de inflación, la tasa de desempleo y las tasas de interés, menos el cambio porcentual en el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita. Hasta el momento, el gobierno de Venezuela no se ha pronunciado sobre la publicación del Índice de Miseria 2016 elaborado por Hanke y publicado por el Instituto Cato.

 

En distintas ocasiones, el presidente de Venezuela Nicolás Maduro ha culpado a la oposición de lo que llama una “guerra económica” que se ha declarado contra su país y ha reiterado que el modelo socialista es el único que podrá sortear las dificultades económicas, al mantener los derechos de los trabajadores.