El CNE ratificó la segunda vuelta con el 99,5% del conteo

Fuente: El Comercio

 

El Consejo Nacional Electoral, CNE, oficializó la información. El 2 de abril se realizará la segunda vuelta electoral para la Presidencia. El titular del organismo electoral, Juan Pablo Pozo, señaló que se habían escrutado el 99,5% de actas al momento del anuncio. El binomio de Alianza País, conformado por Lenín Moreno y Jorge Glas obtuvo el 39,33% de los votos válidos. Mientras que Guillermo Lasso y Andrés Páez, candidatos de Creo-SUMA obtuvieron el 28,1% de los votos válidos. Pozo señaló que desde el jueves 23 de febrero empezará el trabajo en el CNE para organizar el balotaje.

 

“A partir de mañana he dispuesto que las áreas técnicas del CNE inicien el desarrollo de la planificación operativa para el desarrollo normal de los comicios de la segunda vuelta. “Como ente rector del sufragio hemos sido firmes en defender una institución electoral cuyas resoluciones son legales y autónomas. Nuestras actuaciones jamás serán resultado de presiones, condicionamientos ni tampoco de violencia”. Entretanto, bajo el lema de “sí se pudo” las personas que se encontraban en los exteriores del CNE, en Quito, celebraron el anuncio. Con llanto, saltos, gritos, pitos y abrazos la multitud celebró las palabras de Pozo. Los ciudadanos cantaron el himno nacional y el himno a Quito, mientras movían las banderas del Ecuador.

 

El recuento en Guayas El escrutinio para la dignidad de binomio presidencial alcanzó el 97,55% en Guayas, hasta el cierre de esta edición. La Junta Provincial Electoral de la provincia se reinstaló ayer a las 11:00, para continuar con el reconteo de las actas con inconsistencias numéricas. Según informó el Departamento de Comunicación, a esa hora aún faltaban por procesar 300 actas para completar el cómputo de la votación de los presidenciables. En la tarde, la presidenta encargada de la Junta, Gabriela Muñoz, afirmó que se esperaba culminar ayer mismo el 100% del procesamiento para esta dignidad. Esta fue una de las cinco juntas que, hasta ayer, no finalizaban los escrutinios. Las otras fueron Los Ríos, Manabí, Morona y la Junta Especial del Exterior.

 

En total, faltaban por revisar 461 actas. Durante toda la mañana, la página del Consejo Nacional Electoral (CNE), que muestra el avance en los resultados, registró apenas un incremento del 0,02% en el escrutinio presidencial. El flujo aumentó ligeramente en la tarde. Si bien el cómputo avanzó en las siguientes horas después de la votación, alrededor del 80%, eso se debía a que se ingresaban constantemente todas las actas consistentes. No sucedió lo mismo con las que tenían inconsistencias, ya que debían ser revisadas. De esta tarea se encargan las Juntas Provinciales Electorales. Cuando un acta es ilegible, los números de votos no coinciden o le falta la firma de los vocales de la junta receptora del voto, el pleno de la Junta Provincial manda a buscar el paquete electoral al que per­tenece ese documento.

 

Entonces proceden a abrir el segundo sobre, donde está la segunda acta de la mesa, para contrastar las inconsistencias. Si la segunda acta está correcta la ingresan al sistema. Caso contrario, se pide abrir el sobre con las papeletas para que se inicie el reconteo manual de los votos. Mariela Segovia, presidenta de la Junta de Pichincha, cuenta que estas actas se declaran suspensas, hasta su revisión y que en este proceso no solo participan los miembros de la Junta, sino también los delegados de las tiendas políticas. Si alguno de los delegados tiene dudas, se vuelven a contar los votos hasta que quede resuelta la inconsistencia. En caso de que los escrutadores no puedan absolver estas inquietudes, los vocales de la Junta se encargan directamente. Este proceso obliga a la autoridad electoral a llenar una nueva acta para esa junta receptora del voto y aprobarla. Solo entonces, se ingresa al sistema y se suma al escrutinio nacional, que se puede ver en la página web de CNE. Una vez concluido esto, se inicia con el mismo proceso para la revisión de las actas de asambleístas provinciales, nacionales, parlamentarios andinos y consulta popular. Ese es el orden de prioridad del Consejo para entregar los resultados.

 

Las juntas provinciales que terminaron su trabajo ahora deben notificar a las organizaciones políticas con los resultados. Y los sujetos políticos tienen 48 horas para presentar sus impugnación, en caso de tenerlas. Si una junta o el CNE admiten a trámite una impugnación, esto detendrá nuevamente la entrega de resultados definitivos, ya que el proceso de reconteo y verificación puede repetirse. La demora en la entrega de los resultados mantuvo a la ciudadanía y actores políticos de varias urbes en las calles. Los simpatizantes del movimiento Creo se plantaron frente a la sede del CNE, en el norte de Quito, en conjunto con otros ciudadanos que, aunque no respalden a Guillermo Lasso, exigían celeridad. En contexto El proceso de escrutinios se lleva a cabo en las 24 Juntas Provinciales Electorales y una del exterior. Estos organismos deben emitir un acta con los resultados de todas las dignidades en su circunscripción, para que el CNE pueda proclamar resultados.

Alianza País, Creo y Socialcristianos, las fuerzas dominantes en la Asamblea

Fuente: El Comercio

 

Una mayoría absoluta para Alianza País es el escenario más probable de cara al período legislativo 2017-2021. Así lo marca la tendencia del escrutinio del Consejo Nacional Electoral (CNE), que hasta las 17:00 de ayer, 22 de febrero, había avanzado en un 87,65% en la lista de los 15 legisladores nacionales. En el tema provincial -donde se asignan 116 curules- en promedio, hay un avance del 96,18%. Hasta ayer se completó el escrutinio de 17 provincias. Restan las provincias de Esmeraldas, Guayas, Los Ríos, Manabí, Morona Santiago, Napo y Pichincha.

 

Mientras que en las tres circunscripciones por el extranjero el avance promedio es de 79,41%. En esta junta están en juego seis plazas. Las actas que corresponden a Latinoamérica, el Caribe y África son las que menos avances presentan, según los datos que se exhiben en la web de la autoridad electoral, en tiempo real. Con estos datos, Alianza País obtendría 74 curules en el próximo período. Esto le otorgará una mayoría absoluta, que le valdrá para aprobar, reformar o derogar leyes orgánicas u ordinarias.

 

Pero no alcanzará una mayoría calificada, es decir, dos tercios de los votos (92). Esto se requiere, por ejemplo, para aprobar enmiendas constitucionales. En ese y otros casos, deberá negociar con la oposición, que tendrá 63 escaños. En el actual período, en cambio, AP tiene 100 curules. Germán Rojas, profesor de la Escuela Politécnica Nacional y experto en matemática electoral, expone que dado el avance porcentual del escrutinio es complicado que la tendencia de mayoría cambie. Aunque en casos puntuales podrían variar en “un par de nombres”, hasta que se alcance el 100% del conteo y el CNE oficialice los resultados. La entidad, en este momento, está priorizando la finalización del escrutinio de la elección de Presidente y Vicepresidente. Por lo que en el tema legislativo se espera que los resultados finales estén listos para el próximo fin de semana.


Guillermo Lasso tratará de capitalizar el voto de rechazo al Gobierno

Fuente: El Comercio

 

El presidenciable del movimiento Creo, Guillermo Lasso, arrancó la segunda vuelta electoral con un aliado político clave. Jaime Nebot, líder del Partido Social Cristiano (PSC), le dio su respaldo. El Alcalde de Guayaquil reforzará la movilización social durante la campaña. Ya convocó a una marcha para el 8 de marzo en Guayaquil, con los principales gremios, líderes sociales y bases del socialcristianismo. Además, es quien ha respondido, como antagonista, al presidente Rafael Correa, que también convocó a una marcha para el mismo día. Así, con ese frente político asumido por Nebot, Lasso tiene más espacio para concentrarse en su campaña política en las provincias. Ayer, 22 de febrero, visitó Cuenca, en Azuay, donde el presidenciable de Creo logró una alianza con el grupo local Podemos y, aunque no le significó un triunfo en los votos de binomios, sí logró dos curules para la Asamblea.

 

Es la mitad de escaños de esa provincia. Lasso se había comprometido a ir personalmente para agradecer a los cuencanos que respondieron al llamado de hacer una vigilia, fuera de la sede del Consejo Nacional Electoral local. Hasta antes de la primera vuelta, la presidenciable del PSC, Cynthia Viteri, había mantenido un discurso crítico con Lasso. Sin embargo, una vez que se han conocido los resultados; especialmente para la conformación de la Asamblea Nacional, ambas fuerzas políticas limaron asperezas. “No está en juego lo personal ni partidismo sino el valor de la democracia y la libertad”, comentó Nebot ayer. Incluso otras fuerzas, como por ejemplo del sector indígena y de la centroizquierda, que también tomaron distancia inicialmente de Creo, ahora se muestran abiertas a impulsar una candidatura única. Eso se verá reflejado también a la hora de establecer alianzas en el Legislativo para impulsar una agenda común de oposición.

 

Pablo Arosemena, presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil reconoce que será una prioridad en la segunda vuelta electoral el tratar de captar el voto de la oposición. Si se suma los porcentajes obtenidos por los otros candidatos se podría alcanzar un 60% explica el también asesor económico del presidenciable. César Monge, director nacional de Creo, cree que la defensa de la democracia se ha convertido en una causa nacional. Y eso es una gran oportunidad para avanzar hacia la conformación de la Mesa de Gobernabilidad que propuso Lasso. El presidenciable cuenta también con el respaldo de los alcaldes de las tres principales ciudades del país. Paúl Carrasco, prefecto de Azuay y director de Juntos Podemos, está al frente de los diálogos.

 

Esperarán que el CNE proclame resultados y luego vendrá el lanzamiento de la iniciativa. A su vez, Mauricio Rodas, burgomaestre de Quito, refrenda la alianza Creo-SUMA. Guillermo Lasso tiene también una carta en Quito: su vicepresidenciable Andrés Páez, que logró concentrar el descontento de la población y encaminarlo hacia el fortalecimiento de la oposición. Páez, como reconoce, tratará de aprovechar que el binomio oficialista no ha dado prioridad a la imagen del vicepresidenciable, para lograr un mayor capital político. El equipo de campaña de Creo anunció que trabaja en la agenda y la logística territorial para la segunda vuelta.